Dicen que pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo… Si tenemos en cuenta esto, ¿verdad que sería conveniente cuidar la zona en la que pasamos tanto tiempo? Queremos compartir con vosotros algunas recomendaciones para el buen mantenimiento del colchón.

→ La importancia de la higiene

¡Ventílalo!

Es aconsejable airear el colchón todos los días, retirando la ropa de cama. Hay quienes consideran que lo ideal son entre 15 y 20 minutos de ventilación; también están los que creen que es suficiente con ventilarlo alrededor de 5-10 minutos. En cualquier caso, es una rutina importante porque ayuda a perder el calor y la humedad corporal de forma natural. Así impedimos que surjan bacterias.

¡Lava las sábanas!

Que un colchón esté en condiciones saludables para el descanso también depende de las sábanas. Ten en cuenta que la ropa de cama se usa todas las noches; por eso, es inevitable que vaya acumulando polvo, piel muerta, ácaros… Por ello, lo ideal es lavar es cambiar las sábanas una vez a la semana.

→ Dar la vuelta al colchón

Si quieres que tu colchón se mantenga en buen estado, es necesario que lo voltees cada cierto tiempo. Darle la vuelta ayudará a que el colchón no se deforme a causa de la presión y el peso. En caso de que el tuyo solo pueda ser utilizado por una de sus caras y no sea posible voltearlo, lo que puedes hacer es girarlo 180º. Realiza este proceso entre 2 y 4 veces al año y contribuirás a alargar la vida de tu colchón, repartiendo de manera uniforme tu peso por toda la superficie. Recuerda que, si tu colchón es nuevo, los procesos de volteo deben realizarse con más frecuencia.

→ Mantenimiento del colchón

Ahora ya conoces los hábitos de higiene y volteo del colchón; pero, si quieres que tu colchón se mantenga en buen estado, toma nota de algunas recomendaciones:

  • No saltes sobre el colchón. Acciones como ponerse de pie o dar brincos… implican el deterioro y deformación del colchón. Evita comer y beber en la cama. Tu colchón puede ensuciarse.
  • Protege tu colchón de la humedad y los agentes externos cubriéndolo con una funda.
  • Sitúa tu colchón sobre la base o somier adecuado al tipo de colchón (muelles, visco, látex…).
  • Cada mes, o cada 15 días, limpia la superficie del colchón con una aspiradora. De estas forma conseguirás eliminar ácaros y partículas acumuladas.

Siguiendo estas recomendaciones tu colchón se mantendrá en buen estado por más tiempo. Y si crees que ha llegado el momento de cambiarlo y empezar a aplicar estos consejos, recuerda que en Estores estamos a tu disposición.

Abrir chat