Hay una serie de elementos en la ropa de cama infantil que rara vez pasan de moda. Las niñas suelen preferir tonos cálidos. Las gamas de rosas y los elementos como corazones flores y personajes de hadas, princesas y mariposas siguen siendo sus preferidos. Por el contrario, los chicos se decantan por colores más frescos, como azules y verdes. Para ellos los temas relacionados con piratas, deportes y aventuras suelen ser los más recurrentes, tanto en la oferta como en la selección de motivos.

Colección 2017 de Reig Martí

Esto nos permite invertir en mejores tejidos y marcas a la hora de elegir un buen proveedor textil. Tenemos que tener en cuenta que la ropa de cama sufrirá más que la de un adulto. Los niños saltan, juegan, y por este, y otros motivos, deberá ser lavada, más habitualmente.

 

Colección 2017 de Reig Martí

Pero, ¿qué hacer cuando niños y niñas comparten habitación?

Lo más aconsejable es elegir tonos que sean compatibles y elementos que puedan combinar. Por ejemplo, hay ropa de cama con elementos geométricos, como círculos de colores. Si queremos que los juegos de cama y ropa sean iguales. Elegir colores como amarillos, rojos, naranjas, verdes.

Colección Manterol 2017

Otra opción es recrear dos zonas dentro de la misma habitación, una de niña y otra de niño, en la que lo que los elementos que se compartan sean compatibles. Por ejemplo, las camas son iguales, pero con distintas sábanas nórdicas. Idénticos cuadros pero con mensajes para chicos y chicas. La idea es que cada niño se sienta protagonista de su parte. Por ejemplo, la zona de la princesa y la zona del caballero, la zona de la bailarina y el futbolero.

 

www.recreoviral.com

También podemos elegir el mismo diseño en diferentes colores. Un estampado en topitos o en cuadritos azul y otro en rosa. Combinarán pero nos permitirá crear dos ambientes en la misma habitación. En el siguiente enlace tienes muchas ideas.

 

¿Tienes Niño y Niña? ¡25 Grandes ideas para habitaciones Divididas!

 

Abrir chat