Qué importante es dormir bien, ¿verdad? Uno de los aspectos fundamentales para garantizar este correcto descanso es disponer de un colchón adecuado para las horas de sueño. Ten en cuenta que, de media, cada persona pasa entre 6 y 8 horas diarias en la cama y el estado en el que esta se encuentre determinará -en gran medida- tu descanso. En Estores sabemos que incluso los artículos de calidad tienen “fecha de caducidad”, por llamarlo de algún modo. Por eso, toma nota de nuestras indicaciones para saber si ha llegado la hora de cambiar tu colchón…

¿Qué es lo recomendable?

Si te preguntas si existe algún plazo estándar para el cambio de colchón, la respuesta es sí. Por lo general, se recomienda renovar el colchón a los 8 o 10 años de estrenarlo. ¿La razón? Piensa que, a lo largo de los años, la calidad se va perdiendo; por tanto, su eficacia para el descanso disminuye.

No obstante, cada colchón tiene un uso y mantenimiento; por eso, aunque su vida útil e estime en unos 8 años, puede que el de tu cama necesite ser cambiado con mayor frecuencia. ¡Todo depende del trato y cuidados recibidos! Además, el tipo de material también influye en su durabilidad. Por ejemplo, los colchones Pikolin están pensados para conservar sus propiedades a lo largo de toda su vida útil.

¿Hay que renovar todos los elementos de la cama?

Aunque el colchón sea el componente fundamental del equipo de descanso, su eficacia no es la misma si dispones de una mala base. Revisa si, además de renovar el colchón, necesitas cambiar también el somier. Fíjate si tu base está dañada o se encuentra el mal estado, pues estos aspectos negativos influirán en tu descanso.

Con respecto a la almohada, tienes que saber que su durabilidad no es tan larga como la del resto de componentes de tu cama. Se estima que, pasados los dos primeros años, la almohada deja de ser eficaz (si se trata de una almohada sintética tradicional, el tiempo de aguante se reduce a unos seis meses). Conservarla durante más tiempo repercutirá en tu descanso.

¿Cómo mantener el colchón en buen estado?

Como hemos señalado en uno de los apartados anteriores, un colchón puede aguantar entre 8 y 10 años siempre y cuando reciba un correcto cuidado. Una adecuada ventilación y limpieza o los volteos de lado cada cierto tiempo son algunas de las recomendaciones que puedes encontrar en otro de nuestros artículos. Descubre en nuestro blog las claves para el buen mantenimiento del colchón.

Si después de leer este artículo has caído en la cuenta de que necesitas renovar tu equipo de descanso… ¡ven a Estores y te asesoraremos! Recuerda que también puedes consultar nuestro post sobre la elección de un nuevo colchón.

Abrir chat